viernes, 5 de noviembre de 2010

Historia

Los habitantes nativos del Paraguay eran tribus aborígenes, algunas conocidas como Guaraníes por su lenguaje, cuando el país fue visitado por primera vez en 1524 por Alejo García, un explorador que cruzó por tierra el actual Brasil, el Rio Paraná, el Rio Paraguay y llegó a la actual Bolivia, buscando el camino a El Dorado. Fue muerto por los nativos.

El 15 de Agosto de 1537, unos aventureros españoles guiados por Juan de Salazar y Espinoza, establecieron un fuerte en una bahía de la costa este del Rio Paraguay, llamándolo Nuestra Señora Santa María de la Asunción, por ser el día de la fiesta de la Asunción de María.

Alrededor de 1607, los Jesuitas, establecieron misiones llamadas reducciones, donde habitaron nativos Guaraníes convertidos al catolicismo. Luego de unos años, los Jesuitas se convirtieron en la mayor fuerza dentro de las colonias.

En 1617, la Provincia Gigante de las Indias como se conocía a todo el territorio, fue dividido en dos, la Gobernación del Rio de Plata con Buenos Aires como capital, y la Gobernación del Paraguay, con Asunción como su capital.

En 1721 un movimiento político conocido como Comuneros, encabezado por José de Antequera y Castro, se convirtió en el primer intento de proclamar la independencia de la corona española, pero falló y sus líderes fueron ejecutados.

En 1750 el rey Fernando VI de España, transfirió parte del territorio este del Paraguay, incluyendo siete reducciones a Portugal, que a cambio cedió las Filipinas a España. Los Jesuitas y los nativos se opusieron al canje, considerando los años de trabajo que se perderían, y alentaron una revuelta general en 1754. Esta se conoció como la Guerra Jesuita.

En 1767 los Jesuitas fueron expulsados de América por el rey Carlos II de España. Poco tiempo después las reducciones fueron abandonadas, hasta que fueron destruidas alrededor de 1816. Algunas de las que quedaron como la de Trinidad son hoy protegidas y fueron declaradas "Patrimonio de la Humanidad" por las Naciones Unidas.

Los misioneros Franciscanos también fueron importantes en el Paraguay colonial, educando y asistiendo a los nativos. Fundaron muchos pueblos, construyeron importantes templos, enseñaron y realizaron con los nativos trabajos artísticos en madera.

Cuando el imperio británico trató de conquistar Buenos Aires y Montevideo en 1806, tropas Paraguayas participaron en la lucha contra los invasores. Esta acciones dieron a los nacionales una sensación de poder que luego sería empleada contra los españoles.

Paraguay proclamó su independencia de España el 14 de Mayo de 1811, seguido por Chile en 1817 y Perú en 1820. Algunos años después José Gaspar Rodríguez Francia, se proclamó dictador perpetuo, y estableció una política de aislamiento nacional, cerrando las fronteras. En 1844 luego de su muerte, Carlos Antonio López se convirtió en presidente y modificó la política anterior, respaldado en una nueva constitución. Estimuló el comercio exterior, instituyó reformas políticas, alentó la inmigración, y fundó el primer periódico, El Paraguayo Independiente. Durante su gobierno, fueron contratados expertos extranjeros para desarrollar las industrias y las comunicaciones, estableciendo en 1861 el primer servicio telegráfico y de trenes a vapor en la región.

Cuando murió en 1862, López fue sucedido por su hijo Francisco Solano López. En 1865, influenciado por sus visitas a Inglaterra y Francia, pretendió crear un imperio y originó una guerra contra Argentina, Brasil y Uruguay, conocida como la Guerra contra la Triple Alianza. Esta desbastó al Paraguay y terminó con la muerte de López en 1870. Mas de la mitad de la población murió, la economía fue destruida y las pérdidas territoriales superaron los 142,500 km2 (55,000 millas2). El país permaneció ocupado por el Brasil hasta 1876. Luego de la guerra, todo el esfuerzo del país de destinó a la reconstrucción del mismo. La inmigración fue estimulada y colonias agrícolas subsidiadas fueron establecidas.

El Paraguay se mantuvo neutral y próspero durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918). La frontera con Bolivia en el Chaco, fue escenario de varios incidentes desde 1929, hasta que una guerra estalló en 1932, cuando Bolivia invadió la región, y terminó en 1935. Por el tratado de paz, el Paraguay conservó alrededor de tres cuartas partes de la región disputada.

Después de años de situación política inestable, una calma relativa se consiguió durante los 1950. Se firmaron importantes acuerdos económicos con países vecinos, buscando mejorar la economía de toda la región.

En 1970 y principios de los 1980, Itaipú, la represa hidroeléctrica más potente del mundo sobre el rio Paraná, fue construida en sociedad con el Brasil. En los 1980 y 1990 también se construyó la represa de Yacyreta en sociedad con la Argentina. En 1991, después de severos cambios políticos y económicos se firmó en Asunción el tratado del Mercado Común del Sur MERCOSUR, que dio origen a una de las regiones económicas más importantes del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada